FUNDACIÓN VENEZUELA, ONG

HISTORIA, ARTE, DEBATE

NUEVA LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS...versión 15/Dic/2020

OHouston 15/Dic./2020. Dip. Luis Stefanelli

Luego de dos años de esfuerzos y múltiples consultas y contribuciones presentamos para su aprobación en la AN la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, mis palabras de agradecimiento a muchos colaboradores anónimos que hoy ven su trabajo puesto a consideración de todos, mi agradecimiento al Dip y Presidente de la Comisión Permanente de Energía y Petróleo Elias Matta al poner su confianza en mi persona y delegar la muy delicada y exigente misión de coordinar la redacción de este anteproyecto de ley, a los colegas diputados miembros de la Comisión, al colega Gustavo Baquero por su siempre interés, aportes y apoyo constante , al equipo técnico encabezado por Juan Fernandez y Cesar Mata, Dolores Dobarro, Tahio Mendez, Domingo Marsicobetre, Jesús Aboud, DAniel García y Ramon Castro Pimentel. Una especial mención por su ayuda y aporte de opiniones al secretario de la Comisión Iván Lara y la Dra. Verónica Barboza.


Mi especial reconocimiento por sus importantes contribuciones a las siguientes personalidades :

Luis Pacheco y directivos PDVSA AD-OC , Horacio Medina , Humberto Calderón Berti, Luis Giusti, Gustavo Rosen, Carlos Bellorin, Andres Guevara, Javier Rodríguez, Juan Szabo, Juan Chacin y directiva CVP AD-OC, Lorena Gonzales, Eduardo Betancourt , Carlos Sanchez, Javier Linares, César Hernandez, Jorge Zajia, Patricia Ventura, Gabriela Rachadell, Jose Toro Hardy, Reynaldo Quintero, Rafael Gallegos, Pedro Castillo, Luis Xavier ‘Grisanti ,Ricardo Hellmunt, Evanan Romer, Orlando Ochoa y Luis Oliveros, algunos por estar en concordancia y otros por estar en discordancia igual se les agradece haber dado su aporte, al fin todo contribuyó a este resultado que creemos valioso y perfeccionado. muchos que contribuyeron no son mencionados aquí por haberlo hecho anónimamente o por preferir no hacerlo por diversas razones pero la lista sería interminable

Resaltamos la Importancia de las contribuciónes de las siguientes instituciones :

Gente del Petróleo

VAPA/Veneamérica

Cámara Petrolera De Venezuela

Asociación Venezolana de Productores de Gas

Asociación Venezolana de Hidrocarburos

Asociación Venezolana de Ingeniería Petrolera

Centenares de horas hombre fueron necesarias todos sus ellas Ad-Honoren para lograr este resultado que ponemos a consideración de este cuerpo legislativo con la seguridad de que será un activo importante y un instrumento imprescindible para reconstruir nuestra industria petrolera nacional.

DIP. LUIS STEFANELLI B.


ANTEPROYECTO DE

LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS

CPEP / 15 de diciembre de 2020 12.20PM

LA ASAMBLEA NACIONAL

DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS EXPOSICIÓN DE MOTIVOS INTRODUCCIÓN

Presentamos ante esta honorable Asamblea Nacional una nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, como pieza fundamental para la urgente recuperación de la industria y la economía del país. En ella se delinea un nuevo y moderno marco jurídico, que abra oportunidades inmediatas en el sector petróleo, incentive el evidente potencial de la industria del gas natural y trace el camino hacia su transformación como industria energética.

Venezuela vive uno de los momentos más dramáticos de su historia republicana, con un aparato productivo destruido y con todas sus fuentes de recursos devastadas, muy especialmente la industria de los hidrocarburos. Este drama social y económico se potencializa por una concurrencia de situaciones que obligan a adoptar medidas urgentes, efectivas y eficaces. El desarrollo de la industria petrolera y gasífera en Venezuela es la puerta más expedita para la pronta recuperación de su economía.

La industria de los hidrocarburos enfrenta retos a nivel mundial, como son extender en el tiempo su importancia como fuente energética y minimizar su impacto al medio ambiente. Los análisis indican una alta certeza de contracción de la demanda de energía fósil a nivel mundial en un futuro relativamente cercano, un incremento en la oferta a través de nuevos productores y un mayor crecimiento de producción y consumo de energías renovables. Esto impone la necesidad urgente, de aprovechar nuestra base de recursos en los próximos 10 a 20 años, en un ambiente de competencia de productores y por fondos para inversión en los mercados financieros. La recuperación de la industria nacional requerirá ingentes recursos monetarios, que no podrán ser financiados por el tesoro nacional. Por ello es necesario disponer de un marco regulatorio estable y competitivo para atraer la inversión privada.

En estas apremiantes circunstancias, se presenta a consideración una nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos con el objeto de adecuar, modernizar y redefinir un marco jurídico que permita el pronto desarrollo de los recursos de petróleo y gas y, por ende, su aprovechamiento económico en beneficio de la población y de la economía del país. Con esta ley se pretende superar el reto de la recuperación de la industria de los hidrocarburos en Venezuela, mejorando el atractivo económico de su base de recursos, propiciando el desarrollo industrial del país, asegurando el saneamiento ambiental y la minimización del impacto de futuras actividades.

Las actividades de la industria de los hidrocarburos constituyen oportunidades de negocios para la inversión, pero no están desprovistas de riesgos por lo que la estrategia

debe ser dirigida a compartir la tarea y nuestras responsabilidades, con los inversionistas privados. Es necesario entender que recuperar la industria en las actuales circunstancias es un reto y así debe ser tomado por todos los actores del proceso y la ciudadanía en general. Esta coyuntura demanda creatividad, eficiencia, disciplina y sacrificios, sin los cuales no se podrá ubicar a Venezuela de nuevo como productor y exportador relevante de hidrocarburos.

La Ley que se propone tiene como objetivo modernizar y flexibilizar el marco regulatorio y fiscal existente y de esa manera hacer atractivas las oportunidades para la inversión privada nacional e internacional, desarrollar la industria de los hidrocarburos en general y maximizar los ingresos para la Nación, a la par de ser instrumento para el proceso de transformación del sector de los hidrocarburos al energético.

JUSTIFICACIÓN

La situación económica, política y social de Venezuela y la evolución de la matriz energética a nivel global obligan a modificar con urgencia el rumbo del sector energético del país y en específico el de los hidrocarburos. Es imperativo el diseño de una política que garantice ingresos a la Nación, a través de la recuperación y desarrollo de la industria de los hidrocarburos.

En el pasado, las políticas de explotación de los recursos no-renovables obedecían al principio de conservación, ya que privaba la expectativa de que su agotamiento era inexorable. Actualmente ya no se habla del pico de la producción de petróleo, sino del pico del consumo, porque se prevé que surgirán nuevas formas de energía que paulatinamente desplazarán a los combustibles fósiles de la matriz energética mundial. De manera que los recursos de hidrocarburos en el subsuelo tienen una ventana de aprovechamiento, durante la cual se espera competencia por mercado, siendo lo más probable la competitividad basada en los menores costos por parte de los productores.

A los efectos de preparar al país para el futuro que se visualiza y considerando que las reservas de petróleo son significativas, por una parte, se debe usar éstas en potenciar el desarrollo y por la otra, es necesario y debe incorporar al país paulatinamente al proceso de transición energética que se encuentra en pleno desarrollo a nivel mundial. Se considera que, durante esa transición, el gas natural cobrará mayor importancia dentro de las matrices energéticas del mundo.

Venezuela posee importantes reservas de gas asociado y no asociado, las cuales ofrecen amplio potencial para un mayor nivel de desarrollo e incorporación dentro de las oportunidades existente en los mercados nacional y de exportación. Para materializar este potencial es necesario crear mayor infraestructura, así como sentar las bases adecuadas de carga fiscal, precios y tarifas.

Esta Ley propone aportarle al sector de los hidrocarburos en Venezuela, nuevos elementos estructurales en cuanto a dinamismo, transparencia, flexibilidad y confiabilidad, todos necesarios para el establecimiento de un clima de inversión. La Ley

también tiene la finalidad de reinsertar a Venezuela en el negocio internacional de los hidrocarburos, para tomar ventaja de sus recursos y aprovechar su valor económico en beneficio de la ciudadanía.

La última parte de nuestra larga historia petrolera comenzó el 13 de noviembre de 2001, con la promulgación del Decreto con Fuerza de Ley Orgánica de Hidrocarburos, reformado el 24 de mayo de 2006, la cual puso fin a la Ley de Hidrocarburos de 1943 y la Ley de Nacionalización de 1975. Estos cambios fueron la raíz de la situación actual de la industria. Con ello, se dio marcha atrás al proceso de Apertura Petrolera desarrollado por el Estado venezolano durante los años 90 y que nos ubicó entre los principales productores mundiales de petróleo y reforzó aún más nuestra voz y presencia, en los principales foros energéticos del mundo. Asimismo, se impuso un cambio pernicioso en el esquema de participación empresarial en la industria petrolera nacional, con lo cual el Gobierno Nacional, decidió participar con mayoría, en muchos casos, más del 60% accionario en las empresas productoras de petróleo denominadas mixtas, sin tener la capacidad para honrar sus obligaciones. Esta situación dio inicio a una perversa desinversión en el sector, lo cual condujo a una caída sistemática de la producción.

En el 2003 se completó el despido por razones políticas de más de 20.000 trabajadores calificados de la industria petrolera, casi todo el nivel ejecutivo y una amplia gama de capas gerenciales y técnicas, cuya experticia acumulada de 250 mil años no ha podido ser sustituida a la fecha.

En el año 2005, se reformó la Ley del Banco Central de Venezuela, permitiéndose la transferencia de reservas internacionales a un fondo creado por el Ejecutivo con la intención de incrementar la inversión del Estado en otras actividades. Este fondo denominado Fondo para el Desarrollo Nacional (FONDEN), se transformó en otro foco masivo de corrupción del gobierno. Se autorizó a Petróleos de Venezuela, S.A. a no vender la totalidad de las divisas al Banco Central, y buena parte de este dinero, que pudo ser usado como reinversión en proyectos o actividades de mantenimiento y operación de la Industria Petrolera, fue también desviado al FONDEN.

En 2009, el Gobierno decidió intervenir y confiscar los activos de aquellas empresas prestadoras de servicios conexos en la industria de los hidrocarburos, deteriorando el sector, paralizando las actividades, causando una ola de despidos masivos de trabajadores y creando un fuerte impacto económico en amplias zonas de actividad petrolera en el Oriente y Occidente del país. Adicionalmente y en avanzado proceso de estatización, se emitió –mediante leyes orgánicas– una declaración de reserva a las actividades del Mercado Interno, así como las relativas a la Petroquímica básica e intermedia, con el consecutivo proceso de desinversión y deterioro en ambos sectores.

Aunado al amplio impacto negativo causado a la Industria Petrolera Nacional y al país en general, por este conjunto de decisiones políticas erradas durante más de 20 años, hoy se une el impacto generado por la pandemia del COVID-19 a todas las economías del mundo y cuya consecuencia más notable ha sido la paralización de la sociedad. Este

hecho inesperado ha reducido el desarrollo económico mundial y mermado el consumo de productos derivados de los hidrocarburos.

No obstante lo anterior, las estimaciones de consumo y recuperación económica en el futuro cercano son alentadoras. Las proyecciones de las principales agencias de planificación energéticas mundiales, la Agencia Internacional de Energía y la Organización de Países Exportadores de Petróleo, vaticinan una recuperación del consumo de hidrocarburos a nivel mundial en el mercado a mediano plazo. Por ello, las realidades vividas y el futuro nos imponen un notable cambio para lograr ese objetivo. Necesitamos con urgencia, una nueva Ley que logre estimular la participación del capital privado nacional e internacional, la incorporación de tecnología de punta en toda la cadena de valor de la industria de los hidrocarburos del país, así como el desarrollo del recurso humano que se requerirá para afrontar los nuevos retos.

El proyecto de Ley Orgánica de Hidrocarburos que presentamos contiene doce capítulos, noventa y cinco artículos, una disposición derogatoria, quince disposiciones transitorias y una disposición final.

La siguiente,

LA ASAMBLEA NACIONAL

DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

DECRETA

LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS

CAPÍTULO I DISPOSICIONES FUNDAMENTALES

Objeto Artículo 1. Las actividades de exploración, producción, recolección, refinación, procesamiento, licuefacción, regasificación, compresión, almacenamiento, industrialización, transporte, distribución, comercialización, conservación y utilización de los hidrocarburos líquidos, hidrocarburos gaseosos, asociados y no asociados, o cualquiera que sea su naturaleza, incluyendo, los líquidos del gas, condensados y los componentes no hidrocarburíferos contenidos en los hidrocarburos gaseosos, así como lo referente a los productos derivados de los hidrocarburos, y las obras que la realización

de estas actividades requiera, se rigen por esta Ley.

Propiedad de los yacimientos Artículo 2. Los yacimientos de hidrocarburos existentes en el territorio nacional, cualquiera que sea su naturaleza, incluidos aquellos que se encuentren bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva, en la plataforma continental, pertenecen a la República y son bienes del dominio público y, por lo tanto, son inalienables e

imprescriptibles.

Cumplimiento de la Ley y demás disposiciones legales Artículo 3. Quienes realicen las actividades en el sector hidrocarburos, estarán obligados a cumplir con esta Ley, con las medidas que adopte el Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio con competencia en hidrocarburos, la Agencia Venezolana de

Hidrocarburos o de sus entes adscritos, así como con las demás leyes vigentes.

Tratados y acuerdos internacionales Artículo 4. Las decisiones que adopte la República con motivo de los acuerdos o tratados internacionales en materia de hidrocarburos por ella celebrados, se aplicarán a

quienes realicen las actividades a las cuales se refiere esta Ley.

CAPÍTULO II

DE LAS ACTIVIDADES RELATIVAS A LOS HIDROCARBUROS

SECCIÓN PRIMERA Disposiciones Generales

Fortalecimiento del sector productivo nacional Artículo 5. Las actividades reguladas por esta Ley estarán dirigidas a fomentar el desarrollo integral, orgánico y sostenido del país, atendiendo al uso racional y eficiente

de los recursos, así como la conservación, protección y preservación del ambiente. A tal fin, se promoverá el fortalecimiento del sector productivo nacional, la transformación en el país de materias primas provenientes de los hidrocarburos para su industrialización y su eventual exportación, así como la incorporación de nuevas tecnologías.

Ingresos de la República Artículo 6. Los ingresos que en razón de los hidrocarburos reciba la República propenderán a financiar la salud, la educación, la creación de fondos de estabilización macroeconómica, fondos sociales, así como la inversión productiva, y la transición a las energías renovables, de manera que se logre una apropiada vinculación de los

hidrocarburos con la economía nacional y con el bienestar de la ciudadanía.

Promoción de energías renovables Artículo 7. El Ejecutivo Nacional promoverá la sustitución progresiva del uso de combustibles fósiles, iniciando con la de los combustibles líquidos por gaseosos, y subsecuentemente, por energías renovables, mediante el incentivo de proyectos de generación con estas energías. Para ello, estimulará al sector inversionista privado en proyectos que conlleven al uso de estas energías, en especial e inicialmente en zonas

remotas y medios rurales.

Protección al medioambiente Artículo 8. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos o de sus entes adscritos, en cumplimiento de los acuerdos internacionales de preservación del medio ambiente, promoverá acciones e iniciativas que conlleven a la mitigación, adaptación, resiliencia o total eliminación de aquellas actividades dentro de la industria de los hidrocarburos

contrarias a los principios establecidos a la legislación aplicable.

SECCIÓN SEGUNDA

De las Obligaciones Derivadas de las Actividades de Hidrocarburos

Principio de transparencia Artículo 9. Las actividades reguladas en esta Ley serán ejercidas conforme al principio de transparencia y de conformidad con los máximos estándares nacionales e

internacionales que sobre la materia adopte el Ejecutivo Nacional.

Mejores prácticas y tecnologías Artículo 10. Las empresas que realicen las actividades a las cuales se refiere esta Ley, deberán hacerlo en forma continua y eficiente, conforme a las normas aplicables y a las mejores prácticas y tecnologías existentes en materia de seguridad industrial, higiene y medioambiente a nivel nacional, y en especial, aquellas específicas a la industria de los hidrocarburos. Todo ello a los fines de promover el mejor aprovechamiento racional de los recursos, el menor impacto al medio ambiente, la conservación de la energía de los

yacimientos y el máximo recobro económico de los mismos.

El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos o de sus entes adscritos, según corresponda, en coordinación con las autoridades en materia de protección del medio ambiente y seguridad operacional, dictará las condiciones técnico-ambientales que deberán cumplirse en cada actividad, incluyendo el estudio de impacto ambiental inicial, así como los planes de mitigación y de remediación en caso de accidentes ambientales.

Suministro de información Artículo 11. Las personas que realicen las actividades a las cuales se refiere esta Ley, están en la obligación de suministrar al Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos o de sus entes adscritos, según corresponda, toda la información que se requiera, relacionada con el ejercicio de dichas actividades. La información suministrada será resguardada bajo confidencialidad, cuando el interesado así lo solicite y sea procedente. Las personas que realicen las actividades previstas en esta Ley, están en la obligación de preservar la confidencialidad de la información que se le suministre, cuando ésta sea explícitamente

requerida.

Acceso abierto Artículo 12. Los almacenadores, los transportistas y los distribuidores de hidrocarburos, están obligados a permitir el uso de sus instalaciones a otros almacenadores, transportistas y distribuidores, cuando dichas instalaciones tengan capacidad disponible para ello. Su utilización se realizará en condiciones que las partes convengan contractualmente para ello. A falta de un acuerdo razonable, el Ministerio con competencia en hidrocarburos o la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, según

corresponda, establecerá dichas condiciones de eficiencia y no-discriminación.

La información sobre la capacidad disponible deberá hacerse pública mediante medios electrónicos para que los terceros interesados puedan reservar y negociar dicha capacidad disponible.

De los monopolios naturales Artículo 13. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio con competencia en hidrocarburos o de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, según corresponda, asegurará la no existencia de prácticas restrictivas de la competencia que generen abuso

de la posición de dominio.

SECCIÓN TERCERA

De la Participación del Capital Nacional y

de la Utilización de Bienes y Servicios Nacionales

Principios rectores de la inversión privada nacional Artículo 14. En las actividades relativas a los hidrocarburos en el país, el Ejecutivo Nacional dará prioridad a la inversión proveniente de la iniciativa privada que generen valor agregado en la industrialización de los mismos, así como al desarrollo sostenible,

a la responsabilidad social, y a la igualdad de oportunidades para todas las empresas privadas venezolanas que contribuyan al desarrollo del aparato productivo nacional.

Capital y participación nacional Artículo 15. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos o de sus entes adscritos, según corresponda, adoptará medidas que propicien la formación de capital nacional para estimular la creación y consolidación de empresas operadoras, de servicios, de fabricación y suministro de bienes de origen venezolano para las actividades previstas

en esta Ley.

Dentro de un marco de libre competencia, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos fomentará la participación directa de empresas nacionales para desarrollar Actividades Delegadas, mediante ofertas especiales de Áreas Contractuales y con condiciones de calificación técnica y financiera que permitan la participación nacional.

El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio con competencia en hidrocarburos, llevará un registro sobre capital y participación nacional en cada proyecto según lo establecido en esta Ley, con el fin de tomar las medidas necesarias para generar las políticas que impulsen el fortalecimiento de la actividad empresarial venezolana. En los procesos de asignación de áreas, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos propiciará el conocimiento por parte de los participantes, de las capacidades y de la oferta de bienes y servicios de origen venezolano.

Incentivos Artículo 16. El Ejecutivo Nacional podrá otorgar los incentivos necesarios para adquirir o contratar bienes y servicios venezolanos por quienes desarrollen las actividades contenidas en esta Ley. Estos incentivos serán otorgados siempre y cuando dichos bienes y servicios ofrezcan condiciones de competitividad razonables en relación a su precio, calidad, rendimiento y disponibilidad en comparación con la adquisición o

contratación de los mismos bienes o servicios en el exterior.

Comité de Seguimiento de la participación y capital nacional Artículo 17. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio con competencia en hidrocarburos, creará el Comité de Seguimiento de la participación y capital nacional, el cual se reunirá periódicamente conforme a los lineamientos que se establezcan en el

Reglamento de esta Ley.

CAPÍTULO III

DEL EJERCICIO DE LAS ACTIVIDADES EXPLORACIÓN Y PRODUCCIÓN DE HIDROCARBUROS

SECCIÓN PRIMERA

De la Forma y Condiciones para Realizar las Actividades Delegadas

Actividades Delegadas Artículo 18. Las actividades relativas a la exploración en busca de yacimientos de hidrocarburos líquidos, a la producción de ellos en estado natural, a su tratamiento,

mejoramiento, recolección, transporte y almacenamiento iniciales, constituyen las actividades reservadas al Estado y de conformidad con lo establecido en esta Ley, se denominarán Actividades Delegadas.

También se denominan Actividades Delegadas las relativas a la exploración en busca de yacimientos de hidrocarburos gaseosos no asociado, incluyendo los líquidos de gas, así como su producción en estado natural, su recolección, separación, compresión, procesamiento, mejoramiento, almacenamiento, transporte y suministro iniciales como materia prima para el mercado interno o externo.

Otras sustancias obtenidas Artículo 19. Cuando en el ejercicio de las Actividades Delegadas aparecieran sustancias, con valor comercial, industrial o estratégico distintas a las previstas en los contratos, las empresas deberán notificarlo a la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, la cual, previa consulta al Ministerio con competencia en hidrocarburos, decidirá sobre

las condiciones para el destino y disposición de las mismas.

Participación en las Actividades Delegadas Artículo 20. Las Actividades Delegadas podrán ser ejercidas directamente por el Estado, o por entes de su propiedad, o por empresas privadas, con o sin participación del Estado. Las empresas que ejerzan las Actividades Delegadas tendrán derecho a disponer de los hidrocarburos producidos de conformidad con lo establecido en esta Ley y en sus respectivos contratos. A los efectos de esta Ley, las empresas que se dediquen a la

realización de Actividades Delegadas se denominarán Empresas Asignatarias.

Realización de las Actividades Delegadas Artículo 21. Las Actividades Delegadas serán realizadas bajo la modalidad contractual que la Agencia Venezolana de Hidrocarburos determine y que garantice los mejores beneficios para la Nación, de conformidad con los parámetros establecidos en esta Ley,

en otras leyes y reglamentos que se dicten sobre la materia.

Requisitos básicos Artículo 22. Las modalidades contractuales para el ejercicio de las Actividades

Delegadas deberán cumplir con los siguientes requisitos básicos:

1. ElÁreaContractualdelimitadaconindicacióndesuextensión,forma,ubicacióny delimitación técnica, así como la información sobre las instalaciones construidas y relacionadas con las Actividades Delegadas;

2. La duración del contrato no podrá exceder de treinta (30) años, prorrogables por un lapso no mayor de diez (10) años;

3. La fecha de inicio de las actividades exploración y explotación;

4. El plazo máximo para la realización de las actividades de exploración, así como para el cumplimiento de los respectivos programas de evaluación, de desarrollo y

de remediación ambiental, cuando sea aplicable;

5. LasventajasespecialesafavordelaRepúblicaconformealodeterminadoenlos

términos y condiciones del contrato;

6. Losseguros,lasfianzasylasgarantíasexigidosalasempresasquerealicenlas Actividades Delegadas;

7. Las condiciones y el porcentaje de contenido nacional, así como las variables o criterios para su determinación y cumplimiento;

8. Los parámetros esenciales que permitan el equilibrio económico del contrato;

9. El mecanismo de ajuste para que el Estado pueda maximizar la rentabilidad extraordinaria que se pueda generar durante la ejecución de cualquier modalidad

contractual para ejercer las Actividades Delegadas respectivas;

10.Las condiciones para el abandono, restauración y retorno del Área Contractual a la República, en el entendido que las Empresas Asignatarias estarán obligadas a realizar todas las operaciones relacionadas con tales acciones. Se deberá establecer un fideicomiso de abandono y restauración del Área de acuerdo a las condiciones establecidas en la modalidad contractual para realizar las Actividades Delegadas y de conformidad con los lineamientos emanados de la Agencia

Venezolana de Hidrocarburos;

11.Cláusulas de solución de controversias, incluyendo el arbitraje nacional o

internacional si así fuera convenido por las partes previo consentimiento expreso

de las mismas, sin perjuicio de lo establecido en los tratados aplicables; 12.La ley aplicable será la venezolana;

13.Condiciones para la revocatoria del contrato.

Cesión Artículo 23. Los contratos mediante los cuales se otorgan los derechos para ejercer las Actividades Delegadas no son gravables ni ejecutables, pero podrán ser cedidos previa autorización de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, siempre que conserven los mismos términos, condiciones y obligaciones contractuales originales. El nuevo titular del contrato deberá cumplir con los requisitos técnicos, económicos y financieros del titular

original.

Los cambios de control corporativo y de gestión de la Empresa Asignataria, así como de control de las operaciones en el Área Contractual deberán ser autorizadas previamente por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos.

Las cesiones y cambios que se realicen en contravención a lo dispuesto en este Artículo, serán nulos y no surtirán efecto alguno frente a la República.

Delimitación de áreas Artículo 24. La Agencia Venezolana de Hidrocarburos basadas en las políticas y lineamientos establecidos por el Ministerio con competencia en hidrocarburos delimitará las áreas geográficas donde se realizarán las Actividades Delegadas, las cuales serán

denominadas Áreas Contractuales.

La Agencia Venezolana de Hidrocarburos generará y mantendrá actualizado un mapa del país con las áreas contractuales y todas las demás áreas afectadas por la actividad de exploración, desarrollo y explotación de hidrocarburos, el cual se denominará Mapa de Áreas de Hidrocarburos.

El Ministerio con competencia en hidrocarburos, con el apoyo técnico de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, establecerá las áreas que se ofrecerán en los procesos competitivos para la realización de las Actividades Delegadas, con o sin participación del Estado.

Cualquier modificación o renuncia del Área Contractual deberá ser autorizada previamente por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, previa consideración de los aspectos de seguridad y protección ambiental contenidos en esta Ley, su Reglamento y el contrato respectivo.

Contratos de Servicios complementarios Artículo 25. Las empresas que realicen las Actividades Delegadas podrán celebrar los contratos con terceros necesarios para el ejercicio de sus actividades siempre que los mismos no impliquen una violación a los términos y condiciones aprobados por la Asamblea Nacional, ni se constituyan en una modalidad contractual distinta a las

otorgadas para realizar las Actividades Delegadas.

Experimentación, Investigación y Desarrollo Tecnológico Artículo 26. Quienes realicen las Actividades Delegadas contribuirán al mantenimiento de institutos de experimentación, investigación, desarrollo tecnológico y universidades, que sirvan de soporte para el desarrollo de la industria de los hidrocarburos, así como en la creación y mantenimiento de centros de adiestramiento de personal vinculado a las actividades contempladas en esta Ley, debidamente armonizados con el funcionamiento y desarrollo de otros centros e institutos que existan con similares propósitos en el país. El Reglamento de esta Ley, establecerá los términos y mecanismos para estas

contribuciones.

Corresponde a la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, la promoción de actividades de investigación y desarrollo tecnológico que sirvan de soporte técnico a las operaciones, fomenten la transferencia de tecnología y garanticen el desarrollo sostenible del sector de los hidrocarburos. La Agencia diseñará e implementará incentivos que propicien el fortalecimiento y crecimiento de grupos de investigación asociados a instituciones académicas que se dediquen a fortalecer el desarrollo integral de la industria de los hidrocarburos en el país.

Garantías de la República Artículo 27. La República no garantiza la existencia de las sustancias en el subsuelo, ni se obliga al saneamiento de las Áreas Contractuales. La realización de las Actividades Delegadas se efectuará a todo riesgo por quienes las realicen en lo que se refiere a la existencia de dichas sustancias. Tales circunstancias, en todo caso, deberán hacerse constar en el instrumento mediante el cual se delegue el derecho a realizar las mencionadas actividades y para el caso de no constar expresamente, se tendrán como

incorporadas en el texto del mismo.

A los efectos de determinar la responsabilidad sobre el impacto y saneamiento ambiental, previo al otorgamiento de cualquier derecho de exploración o explotación de hidrocarburos, se realizará un estudio de línea base por parte de un tercero especializado

en la materia. Este estudio y lo relacionado con el saneamiento ambiental serán parte de los términos y condiciones de los contratos que se celebren.

Integración Vertical Artículo 28. Quienes deseen realizar las Actividades Delegadas de hidrocarburos conjuntamente con las demás actividades reguladas por esta Ley, deberán obtener los permisos y las autorizaciones respectivos, y deberán llevar libros contables separados por cada una de unidades de negocio creadas para el ejercicio de tales actividades. No se permitirá a las empresas antes mencionadas la consolidación fiscal de sus actividades realizadas en el territorio nacional o en el exterior con otras actividades reguladas por

esta Ley.

SECCIÓN SEGUNDA

De la Aprobación para el Ejercicio de las Actividades Delegadas

Aprobación de los términos y condiciones Artículo 29. La Asamblea Nacional deberá aprobar los términos y condiciones que regirán el ejercicio de las Actividades Delegadas. Al tal efecto, el Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio con competencia en hidrocarburos y con el apoyo técnico de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, presentará a la Asamblea Nacional, para su consideración y aprobación, los términos y condiciones pertinentes a las diferentes modalidades de negocio a ser desarrollados y previo al proceso de selección de las Empresas Asignatarias. Posteriormente al proceso de asignación de dichos contratos, éstos serán llevados a la Asamblea Nacional para la verificación de que los mismos

cumplen con las condiciones previamente aprobadas.

Modificaciones a posteriori Artículo 30. Cualquier modificación posterior a los términos y condiciones aprobados para ejercer las Actividades Delegadas deberán también contar con la aprobación de la Asamblea Nacional, previo informe favorable del Ministerio con competencia en hidrocarburos, de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos y de la Comisión Permanente

con competencia en materia de hidrocarburos.

SECCIÓN TERCERA

Del Proceso de Selección o Adjudicación Directa

Otorgamiento de Áreas seleccionadas Artículo 31. Las Áreas Contractuales para realizar las Actividades Delegadas y delimitadas por Ministerio con competencia en hidrocarburos, podrán ser otorgadas a las

empresas interesadas mediante procesos de selección o de adjudicación directa.

Procedimiento de selección de Empresas Asignatarias Artículo 32. Los procesos para la selección de las Empresas Asignatarias serán competitivos y se realizarán bajo los principios de generalidad, transparencia, publicidad, igualdad, competitividad e imparcialidad. Los procesos de selección se regirán por las normas elaboradas por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos de conformidad con la

ley vigente sobre contrataciones públicas, y aprobadas por el Ministerio con competencia en hidrocarburos.

Los procesos de selección podrán ser suspendidos o declarados desiertos en cualquier etapa por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, previa autorización del Ministerio con competencia en hidrocarburos, sin que ello genere indemnización alguna por parte de la República a las empresas participantes.

Adjudicación directa a empresas Artículo 33. En casos excepcionales, debidamente motivados y por razones de interés nacional, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, previa consulta al Ministerio con competencia en hidrocarburos, podrá realizar adjudicaciones directas a empresas interesadas en realizar las Actividades Delegadas. Los términos y condiciones para la

realización de estas Actividades deberán ser aprobados por la Asamblea Nacional.

Los procesos de adjudicación directa podrán ser suspendidos en cualquier etapa por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, previa autorización del Ministerio con competencia en hidrocarburos, sin que ello genere indemnización alguna por parte de la República a las empresas participantes.

Ofertas permanentes de áreas Artículo 34. La Agencia Venezolana de Hidrocarburos podrá recibir ofertas sobre Áreas Contractuales previamente identificadas y no otorgadas, a los fines de permitir que cualquier empresa interesada solicite, una vez cumplidos los extremos de ley, la asignación de un Área Contractual, y la suscripción del contrato con la modalidad de

negocio que se acuerde para el desarrollo de las Actividades Delegadas.

Una vez recibida la solicitud, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos la publicará a través de los principales medios y mecanismos telemáticos, a fin de procurar la recepción de otras ofertas y seleccionar la más ventajosa para la República, cumpliendo con los procedimientos relativos a la aprobación de los respetivos términos y condiciones por parte de la Asamblea Nacional.

SECCIÓN CUARTA

De la Información Técnica derivada de las Actividades Delegadas

Información técnica Artículo 35. La información geológica, geofísica, petrofísica, así como cualquier otra información técnica que se obtenga en la ejecución de las Actividades Delegadas, pertenecen a la República y queda prohibida su divulgación o publicación sin la autorización previa de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos. El Reglamento de esta Ley establecerá todo lo relacionado con la obtención, confidencialidad, derechos,

disposición y costos de dicha información.

Contratos de Servicios Especiales Artículo 36. La Agencia Venezolana de Hidrocarburos podrá suscribir contratos de servicios especiales con empresas interesadas en realizar evaluaciones técnicas. La

propiedad de la data que se obtenga y la información que se genere pertenecerá a la República y las condiciones para su gestión, administración y disposición serán establecidas en el Reglamento de esta Ley.

Banco Nacional de Información de Hidrocarburos Artículo 37. Se crea el Banco Nacional de Información de Hidrocarburos bajo la administración de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, que consistirá en un sistema para guardar, recabar, usar, analizar, actualizar, divulgar, registrar y publicar la información sobre: geología, geofísica, petrofísica, petroquímica, de yacimientos, mapas, reservas, y cualquier otra información relacionada con la caracterización del subsuelo desde el punto de vista de los hidrocarburos, que existan o que se obtengan de las

Actividades Delegadas.

CAPÍTULO IV UNIFICACIÓN DE YACIMIENTOS

Unificación de Yacimientos Nacionales Artículo 38. Cuando un yacimiento de hidrocarburos se extienda bajo más de un Área Contractual, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos podrá exigir a las empresas involucradas, celebrar un acuerdo de unificación de yacimiento, el cual estará sujeto a la aprobación de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos. A falta de acuerdo, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos establecerá las condiciones para la unificación, con base

a la evidencia presentada por las partes interesadas.

Cuando el yacimiento de hidrocarburos se extienda hacia áreas no sujetas a contrato alguno, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos adoptará las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de la República.

Yacimientos limítrofes Artículo 39. Cuando un mismo yacimiento de hidrocarburos se extienda a áreas que formen parte del dominio de países limítrofes, el Ejecutivo Nacional deberá realizar las gestiones necesarias para la celebración de un tratado de unificación entre los países

limítrofes para la explotación eficiente del yacimiento.

Las Empresas Asignatarias interesadas en realizar las Actividades Delegadas en dichas áreas podrán celebrar un acuerdo de unificación y operación del yacimiento unificado o áreas unificadas con la parte correspondiente en el país fronterizo. Los acuerdos que se suscriban deberán ser aprobados por las autoridades competentes de los países limítrofes conforme a lo establecido en el tratado de unificación previamente celebrado.

A falta de acuerdo oportuno o cuando sea necesario salvaguardar los intereses de la República, el Ejecutivo Nacional, por órgano de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, adoptará las medidas necesarias para proteger dichos intereses, incluida la autorización a la Empresa Asignataria para desarrollar el área del yacimiento ubicada en el territorio nacional o revocar parcial o totalmente las Actividades Delegadas.

CAPÍTULO V

DEL RÉGIMEN ECONÓMICO DE LAS ACTIVIDADES DELEGADAS

Régimen Económico Artículo 40. El régimen económico aplicable a las Actividades Delegadas comprende los pagos a ser efectuados por las Empresas Asignatarias a la República, por concepto de regalías, ventajas especiales, impuestos y tasas establecidos en esta Ley, así como las otras en materia impositiva. La regalía y las ventajas especiales serán establecidas de manera que aseguren que a mayor rentabilidad de las Actividades Delegadas mayor será

la participación económica del Estado.

Economía de los proyectos Artículo 41. La Agencia Venezolana de Hidrocarburos establecerá los mecanismos que procuren la sostenibilidad económica del proyecto al tiempo que maximicen los beneficios para la Nación. A tales fines, los criterios y las variables de valoración económica serán establecidos por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos conforme a

los términos y condiciones a ser aprobados por la Asamblea Nacional.

SECCIÓN PRIMERA

De la Regalía y de las Ventajas Especiales

Porcentaje de la regalía

Artículo 42. El Estado tiene derecho a una regalía sobre los volúmenes de los hidrocarburos producidos en su condición de propietario de los yacimientos. La regalía base se fija en dieciséis sesenta y siete por ciento (16.67%) de los volúmenes en el campo de producción de todos los hidrocarburos producidos.

Cuando se demuestre que con la regalía base, la explotación de un campo o yacimiento no sea económicamente viable, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos queda facultada para proponer dentro de los términos y condiciones del contrato, un mecanismo mediante el cual se alcance un valor de regalía razonable, procurando en este mecanismo, el mejor beneficio para la República y la viabilidad económica del proyecto, de manera que justifique la inversión para su desarrollo y explotación. La regalía mínima podrá ser del uno por ciento (1%) para los casos especiales.

Los porcentajes de regalía se establecerán en los procesos competitivos de selección o adjudicación directa. Los porcentajes de las regalías de cada Área Contractual y su correspondiente mecanismo para el cálculo de los ajustes de la regalía serán aprobados

por el Ministerio con competencia en hidrocarburos. Los porcentajes de las regalías se restituirán, total o parcialmente, según lo establecido en cada contrato para realizar las Actividades Delegadas.

Regalías excepcionales Artículo 43. Las Empresas Asignatarias cuya producción de gas se destine para suplir al mercado interno, podrán solicitar a la Agencia Venezolana de Hidrocarburos una

reducción de la regalía hasta el uno por ciento (1%).

En cuanto a la reinyección del gas asociado producido por las Empresas Asignatarias destinado a la recuperación secundaria o almacenamiento, la regalía correspondiente aplicable a tales volúmenes podrá ser reducida hasta el uno por ciento (1%). Las empresas interesadas en obtener este porcentaje de la regalía deberán presentar para su aprobación ante la Agencia Venezolana de Hidrocarburos un análisis técnico y económico para disponer de los volúmenes de gas asociado.

Pago de la Regalía Artículo 44. La regalía podrá ser exigida por la Agencia Venezolana de Hidrocarburos

en efectivo o en especie, total o parcialmente, de acuerdo con los siguientes principios:

1. Mientras no la exigiere de otra manera, se entenderá que opta por recibirla totalmente y en dinero. En tal caso, la Empresa Asignataria deberá pagar a la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, el valor de los volúmenes de hidrocarburos correspondientes medidos en el campo de producción. A los efectos de establecer el valor de los hidrocarburos en el campo de producción, la Empresa Asignataria acordará con la Agencia Venezolana de Hidrocarburos el mecanismo de ajuste que se le aplicará al precio de venta o al valor de mercado. Se deberá establecer una fórmula diferente al del precio de venta de los volúmenes de hidrocarburos para ser aplicada supletoriamente cuando el mismo no exista o sea de difícil determinación. La Agencia Venezolana de Hidrocarburos liquidará la planilla correspondiente, la cual deberá ser pagada dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la recepción de la misma;

2. Cuando la regalía sea exigida en especie, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos podrá utilizar los servicios de las empresas que realicen las Actividades Delegadas para los efectos del transporte y almacenamiento hasta el lugar que la Agencia indique, mediante el pago de una tarifa de transporte convenida por tales servicios. La modalidad contractual respectiva deberá establecer un mecanismo supletorio para la determinación de la tarifa de tales actividades cuando las partes no lleguen a un acuerdo sobre el mismo durante un lapso establecido.

Ventajas Especiales

Artículo 45. En los procesos de selección o en los de adjudicación directa de las empresas interesadas en realizar las Actividades Delegadas, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos fijará, dentro de los términos y condiciones a ser aprobados por la Asamblea Nacional, las ventajas especiales a favor de la República, tales como una contribución económica especial, un monto adicional a la regalía sobre la base de dieciséis sesenta y siete por ciento (16.67%), la incorporación de nuevas tecnologías, el pago de un bono al momento de la firma del contrato respectivo, la remediación del daño ambiental existente en el área Contractual, o cualquier otra que brinde beneficios a la

Nación.

SECCIÓN SEGUNDA De los Impuestos y tasas

Impuesto de Exportación Artículo 46. Los volúmenes de producción de hidrocarburos que se destinen a la exportación estarán sujeto a un impuesto pagadero a la Agencia Venezolana de

Hidrocarburos, del cero un por ciento (0,1%) del su valor en el puerto de carga.

Impuestos municipales Artículo 47. Las Actividades Delegadas ejercidas por las Empresas Asignatarias, y las actividades de comercialización, transporte y almacenamiento de los hidrocarburos no estarán sujetas a ninguna clase de tributos estadales ni municipales. El poder tributario estadal y municipal solo podrá ser ejercido de acuerdo a lo establecido en la Constitución, la legislación aplicable al régimen estadal y al régimen municipal y para la armonización de dichos tributos, sin que pueda ejercerse de manera exagerada y genere problemas

de sostenibilidad financiera a dichas actividades económicas.

Tasa por el uso del subsuelo Artículo 48. Las empresas que realicen las Actividades Delegadas deberán pagar a la Agencia Venezolana de Hidrocarburos una tasa por el uso del subsuelo equivalente a ciento cincuenta unidades tributarias (150 U.T.) por cada Km2 o fracción del mismo, por cada año transcurrido, por la parte del Área Contractual otorgada que no estuviese en explotación. Este impuesto se incrementará cada año en un dos por ciento (2%) durante

los primeros cinco (5) años y en un cinco por ciento (5%) en los años subsiguientes.

CAPÍTULO VI

DE LOS DERECHOS COMPLEMENTARIOS

SECCIÓN ÚNICA

Ocupación Temporal, Servidumbres y Expropiación

Alcance Artículo 49. Las empresas que realicen las Actividades Delegadas, así como las actividades de refinación, procesamiento, almacenamiento, transporte y distribución de hidrocarburos, tendrán derecho de solicitar la ocupación temporal, la constitución de servidumbres, o la expropiación de bienes. La expropiación se regulará conforme a lo

establecido en la ley especial aplicable.

Para la constitución de servidumbres, se debe seguir las siguientes reglas:

1. Cuando las servidumbres hayan de constituirse sobre terrenos de propiedad privada, las empresas que realicen las Actividades Delegadas y de refinación, procesamiento, almacenamiento, transporte y distribución de hidrocarburos, celebrarán los contratos necesarios con los propietarios de los terrenos. De no lograrse avenimiento, dichas empresas podrán ocurrir a un Tribunal de Primera Instancia en lo Civil, con jurisdicción en la localidad, para que éste autorice el inicio

de los trabajos. Las empresas señalarán con precisión las áreas y bienes que se

afectarán y los trabajos a realizarse;

2. Recibida la solicitud, el Tribunal ordenará el mismo día la citación del afectado

para que comparezca al tercer día de despacho siguiente al de la citación. Si no se logra la citación, el Tribunal ordenará publicar un cartel en un periódico de mayor circulación nacional, emplazándolo a comparecer al tercer día de despacho después de la publicación, en cuya oportunidad se procederá a la designación de tres (3) expertos, a fin de que dictaminen sobre los posibles daños y el monto de la indemnización a que haya lugar. En la oportunidad señalada para la comparecencia del afectado, la empresa interesada designará un experto. El afectado, designará el segundo experto. Sino compareciere el afectado o se negare a nombrar el experto, el Tribunal lo hará por él. El Tribunal designará el tercer experto;

3. Los expertos designados deberán estar presentes en el acto de aceptación y juramentación, en caso contrario, el Tribunal designará sus sustitutos. Los expertos deberán consignar informe dentro de los cinco (5) días de despacho siguientes al de su designación. Una vez consignado el informe, la empresa interesada deberá depositar en el Tribunal el monto de la indemnización estimada y en el mismo acto éste autorizará el comienzo de los trabajos. Si el afectado acepta la indemnización, el Tribunal dictará decisión para constituir la servidumbre en los términos solicitados. En caso de desacuerdo, el proceso seguirá por los trámites del juicio ordinario;

4. En las servidumbres sobre terrenos baldíos se pagarán las contraprestaciones que el Ejecutivo Nacional acuerde con el interesado, salvo que aquél resuelva exonerarlo del pago, conforme lo establecido en el Reglamento de esta Ley. Cuando en dichos terrenos hubiera mejoras de particulares, la indemnización que corresponda la pagará el beneficiario de la servidumbre de conformidad con el procedimiento establecido anteriormente.

CAPITULO VII

DE LAS ACTIVIDADES DE REFINACIÓN, INDUSTRIALIZACION, TRANSPORTE, ALMACENAMIENTO Y DISTRIBUCIÓN

SECCIÓN PRIMERA Disposiciones Generales

Participación en las actividades Artículo 50. Las actividades de refinación, transporte, almacenamiento, distribución, industrialización, comercialización interna y externa, de hidrocarburos y sus derivados, podrán ser realizadas por el Estado, por entes de su propiedad, por sociedades mercantiles privadas nacionales o extranjeras, con o sin la participación del Estado, o

por personas naturales.

Permisos Artículo 51. Quienes deseen realizar las actividades de refinación, transporte, almacenamiento, distribución, industrialización, comercialización interna y externa,

deberán obtener el permiso correspondiente del Ministerio con competencia en hidrocarburos, previa definición del proyecto y destino final de los hidrocarburos. Los proyectos deberán estar vinculados y orientados al desarrollo nacional.

El Reglamento de esta Ley establecerá las condiciones generales aplicables a los permisos para la realización de las actividades antes mencionadas, incluyendo las condiciones técnicas, económicas, regulatorias y medioambientales que deberán cumplirse conforme a criterios objetivos y no-discriminatorios.

Cesión Artículo 52. Los permisos para ejercer las actividades de refinación, transporte, almacenamiento, distribución, industrialización, comercialización interna y externa confieren a sus titulares el derecho para ejercer la respectiva actividad. Ese derecho no es gravable ni ejecutable, pero puede ser cedido previa autorización del Ministerio con competencia en hidrocarburos o de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, según corresponda, siempre y cuando se conserven los mismos términos, condiciones y

obligaciones del permiso original.

El nuevo titular del permiso deberá cumplir con los requisitos técnicos, económicos y financieros del titular cedente. Cualquier cambio en el control accionario o de gestión en el titular del permiso, así como el cambio en la gestión de la operación de las actividades a las cuales se hayan expedido los permisos, deberán ser previamente autorizadas por el Ministerio con competencia en hidrocarburos o de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos, según corresponda.

Las cesiones y cambios que se realicen en contravención a lo dispuesto en este artículo serán nulas y no surtirán efecto alguno frente a la República.

Garantía de suministro Artículo 53. Las empresas que realicen las Actividades Delegadas o de refinación podrán celebrar contratos para garantizar el suministro de hidrocarburos o sus derivados a quienes hubieren obtenido el permiso correspondiente. Cuando las Empresas Asignatarias desarrollen proyectos para la utilización de los hidrocarburos por ellas producidos, deberán obtener los permisos correspondientes y cumplir con las

disposiciones contenidas en esta Ley.

SECCIÓN SEGUNDA

De las Actividades de Refinación de Petróleo

Actividades de Refinación Artículo 54. Las actividades relativas a la destilación, tratamiento y transformación de los hidrocarburos líquidos con el propósito de añadir valor a dichas sustancias configuran

actividades de refinación.

Cuando en el ejercicio de las actividades antes mencionadas, aparecieran sustancias, con valor comercial, industrial o estratégico distintas a las previstas en lo permisos

otorgados, las empresas deberán notificarlo al Ministerio con competencia en hidrocarburos, quien decidirá sobre las condiciones para el destino y disposición de las mismas.

Instalaciones operacionales Artículo 55. Para efectos de planificación del Estado, el Ministerio con competencia en hidrocarburos podrá incluir la operación y construcción de nuevas refinerías o la reconfiguración de las existentes en el territorio nacional. Estos negocios deberán estar vinculados a proyectos determinados y orientados a la modernización de los procesos a ser utilizados de conformidad con las especificaciones técnicas y operativas dictadas por

el Ministerio.

El Ministerio con competencia en hidrocarburos podrá autorizar la celebración de acuerdos con empresas privadas para la administración y manejo del parque refinador, plantas de procesamiento y otras instalaciones existentes propiedad de la República.

SECCIÓN TERCERA

De las Actividades de Industrialización

Alcance Artículo 56. Las actividades de industrialización comprenden la transformación física, química, o físico-química de hidrocarburos en general, con el propósito de obtener

productos de mayor valor agregado.

Participación en las actividades Artículo 57. Las actividades de industrialización de los hidrocarburos podrán ser realizadas directamente por el Estado, por entes de su propiedad, o por personas

privadas nacionales o extranjeras, con o sin la participación del Estado.

Medidas para la industrialización de hidrocarburos Artículo 58. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, dictará la reglamentación necesaria para garantizar la industrialización de los hidrocarburos en el país, para lo cual deberá considerar las siguientes disposiciones

básicas:

1. Que se desarrollen parques industriales o cadenas productivas en zonas donde se facilite o se tenga acceso al suministro de dichos hidrocarburos;

2. Que los productores de gas y las plantas procesadoras de hidrocarburos garanticen el suministro de las materias primas a precios competitivos y de acuerdo a su disponibilidad;

3. Queseestimulelacreaciónyparticipacióndeentesfinancieroscomosoportesde la actividad; y

4. Que las empresas que realicen actividades de industrialización de hidrocarburos en el país, fomenten a su vez la industrialización, aguas abajo, de los insumos que producen.

Prioridad de proyectos Artículo 59. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio con competencia en hidrocarburos, dará prioridad al desarrollo de proyectos de industrialización de los hidrocarburos que generen beneficios para el país, así como la agregación de valor a los insumos procesados y contribuyan a la formación de capital nacional, de manera de

lograr que los productos sean competitivos en el mercado internacional.

Registro Artículo 60. Los proyectos para la industrialización de los hidrocarburos deberán inscribirse en el Registro que al efecto lleve el Ministerio con competencia en

hidrocarburos.

SECCIÓN CUARTA

De las Disposiciones Comunes a las Actividades de Almacenamiento, Transporte y Distribución

Condiciones para realizar las actividades Artículo 61. Quienes ejerzan las actividades de almacenamiento, transporte y distribución tendrán la obligación de prestar el servicio en forma continua y eficiente, en condiciones no discriminatorias en cuanto a su calidad, oportunidad, cantidad y de acuerdo con las normas reglamentarias, técnicas, de eficiencia, de seguridad industrial

y protección del medio ambiente que se dicten al respecto.

Tarifas de almacenamiento, transporte y distribución Artículo 62. Los servicios prestados por quienes realicen las actividades de almacenamiento, transporte y distribución serán ofrecidos a tarifas que se ajustarán a los

principios siguientes:

1. Facilitaralosalmacenadores,transportistasydistribuidoresqueoperenenforma eficiente, la obtención de ingresos suficientes para satisfacer los costos adecuados de operación y mantenimiento aplicables al servicio, así como los impuestos, la depreciación, la amortización de inversiones y, además, una rentabilidad razonable que sea similar a la de otras actividades de riesgo comparable, que guarde relación con el grado de eficiencia y prestación satisfactoria de los servicios; y

2. Tomar en cuenta las diferencias que pudieren existir entre los diversos tipos de servicios en cuanto a la forma de prestación, ubicación geográfica, distancia a los puntos de enajenación de producción y cualquier otra modalidad que se determine en el Reglamento respectivo.

CAPITULO VIII

DE LAS ACTIVIDADES DE LOS HIDROCARBUROS GASEOSOS

Participación en las actividades

Artículo 63. El almacenamiento, transporte por gasoductos o vías especiales, extracción de hidrocarburos líquidos, separación y procesamiento, compresión, licuefacción,

regasificación, distribución por gasoductos y vías secundarias, comercialización interna y externa, así como la industrialización de los hidrocarburos gaseosos, podrán ser realizadas por el Estado, por entes de su propiedad, por empresas privadas nacionales o extranjeras, con o sin participación del Estado.

Orientación de las actividades Artículo 64. Las actividades de almacenamiento, licuefacción, transporte, distribución, comercialización e industrialización de los hidrocarburos gaseosos deberán orientarse primordialmente al desarrollo nacional, a su utilización como combustible doméstico en la gasificación del país, como combustible en procesos industriales y plantas termoeléctricas, como materia prima en procesos de industrialización, así como producto

o insumo de exportación.

Servicio Público Artículo 65. Las actividades relacionadas, directa o indirectamente, con el transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de hidrocarburos gaseosos y destinados al consumo colectivo constituyen un servicio público. Los almacenadores, las empresas de transporte por gasoductos, los distribuidores de gas por tuberías y los distribuidores de gas natural doméstico a los cuales se refiere esta Ley, tendrán la obligación de prestar el servicio de forma continua y eficiente de conformidad con la Ley,

su Reglamento y las normas técnicas de eficiencia, calidad y seguridad.

Separación de actividades Artículo 66. Una misma persona no podrá ejercer ni controlar simultáneamente en un área o región, dos o más de las actividades de producción, transporte o distribución, previstas en la ley. Cuando la viabilidad del proyecto así lo requiera, Ministerio con competencia en hidrocarburos podrá autorizar la realización de más de una de dichas actividades, por una misma persona, en cuyo caso deberá llevar contabilidades

separadas por unidades de negocio diferenciadas.

Actividades de Procesamiento Artículo 67. Las actividades de procesamiento de gas comprenden los procesos de separación y fraccionamiento de los componentes de los hidrocarburos gaseosos a

través de cualquier proceso físico, químico o físico-químico.

Cuando en el ejercicio de las actividades antes mencionadas, aparecieran sustancias, con valor comercial, industrial o estratégico distintas a las previstas en lo permisos otorgados, las empresas deberán notificarlo al Ministerio con competencia en hidrocarburos, quien decidirá sobre las condiciones para el destino y disposición de las mismas.

Permisos Artículo 68. Quienes deseen realizar actividades de almacenamiento, transporte por gasoductos o vías especiales, separación y procesamiento de hidrocarburos líquidos,

compresión, licuefacción, regasificación, distribución por gasoductos y vías secundarias, comercialización interna y externa deberán obtener un permiso del Ministerio con competencia en hidrocarburos, previa definición del proyecto o destino determinado de dicho volumen de hidrocarburos.

Fijación de Precios y Tarifas Artículo 69. El Ministerio con competencia en hidrocarburos determinará los precios desde los centros de producción y procesamiento, atendiendo principios de equidad. Asimismo, el Ministerio con competencia en hidrocarburos elaborará las bases para el establecimiento de las tarifas que se aplicaran a los consumidores finales y a los servicios que presten de conformidad con esta Ley. Los ministerios con competencia en

hidrocarburos y de comercio fijarán conjuntamente las tarifas.

CAPÍTULO IX

DE LAS ACTIVIDADES DE COMERCIALIZACIÓN

Alcance Artículo 70. Las actividades de comercialización a que se refiere esta Ley comprenden el mercado interno y el comercio exterior, tanto de los hidrocarburos naturales como de

sus productos derivados.

Hidrocarburos Naturales Producidos Artículo 71. La comercialización de los hidrocarburos naturales producidos podrá ser ejercida directamente por el Estado o por entes de su propiedad, o por empresas privadas con o sin participación del Estado, conforme a las siguientes condiciones

básicas:

1. Dependiendo de las condiciones de cada modalidad contractual para realizar las Actividades Delegadas, la propiedad sobre los hidrocarburos producidos será transferida a las empresas interesadas a boca de pozo, en los puntos de medición o en cualquier lugar acordado en el contrato. Dichos hidrocarburos podrán ser comercializados directamente por las empresas que realizan las Actividades


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado